“Pot pie” de batata crujiente con champiñones y cerveza Imperial Stout

Nuestras cervezas embotelladas son aptas para veganos y vegetarianos. Estos “pot pie” vegetarianos están rellenos de deliciosos hongos saludables, hierbas y aceitunas, sabores que combinan a la perfección con la Imperial Stout de Samuel Smith.

Este tipo distintivo de cerveza se elaboró originalmente para resistir el maltrato que podía recibir la cerveza, durante su envío con mal tiempo a la Rusia imperial. Era uno de los favoritos de la nobleza rusa, cuyo gusto por la mejor comida y bebida era mundialmente famoso. Una infusión rica y sabrosa; De color chocolate profundo con una nariz en la que sobresale la cebada tostada y un sabor que revela una gran complejidad a partir de la malta, el lúpulo, el alcohol y la levadura. Fermentada en tanques de piedra de pizarra de Yorkshire.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite de colza + una cantidad extra para engrasar
  • 2 chalotas, finamente picadas
  • 1 puerro (solo la parte blanca), picado
  • 5 ramitas de tomillo, sin hojas + un poco extra para decorar
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharada de pasta de tomate
  • 900 g de setas mixtas, cortadas en trozos de 2,5 cm
  • 3 cucharadas de harina de espelta o de trigo integral
  • 1 taza de Imperial Stout de Samuel Smith
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1/3 taza de aceitunas sin hueso, picadas
  • 5 ramitas de perejil, sin hojas, picadas
  • 1-2 batatas pequeñas, lavadas y cortada en rodajas muy finas
  • sal y pimienta

Procedimiento

  1. Precalienta el horno a 190ºC. Engrasa 4-6 moldes de 200ml con aceite de colza y colócalos en una bandeja para hornear.
  2. Calienta 2 cucharadas de aceite en una cacerola grande y pesada a fuego medio. Agrega las chalotas. Saltea durante 2-3 minutos o hasta que esté transparente.
  3. Agrega los puerros y todo el tomillo, excepto 1/2 cucharadita, a la sartén y saltea durante otros 2 minutos. Añade también el ajo picado y la pasta de tomate a la sartén. Saltea hasta que el ajo comience a oler, unos 30 segundos.
  4. Añade los champiñones picados a la sartén de una vez. Cocina los champiñones hasta que estén tiernos, aproximadamente de 8 a 10 minutos, revolviendo con frecuencia y añade un poco de aceite adicional si es necesario.
  5. Espolvorea la harina sobre los champiñones. Revuelve y cocina durante aproximadamente un minuto.
  6. Vierte la cerveza negra en la olla, vigilando y raspando para evitar que se pegue en el fondo de la olla. Agrega el vinagre balsámico y la salsa de soja. Lleva la mezcla a ebullición y luego cocina a fuego lento durante 5 minutos, o hasta que el líquido se reduzca ligeramente. Retirar del fuego y luego agregar las aceitunas y el perejil picado. Sazona la mezcla al gusto.
  7. Divide la mezcla de champiñones entre los moldes. Coloca las rodajas de batata dulce encima, superponiendo los círculos a medida que se van colocando. Debe haber 2 capas sólidas de batatas encima de los champiñones. Unta la parte superior de las rodajas de batata con el aceite restante, sazona las rodajas con sal, pimienta y el tomillo picado restante. Hornea los “pot-pie” durante 30-35 minutos, o hasta que la mezcla de champiñones burbujee y las batatas estén doradas y ligeramente crujientes en los bordes. Sirve bien caliente con vegetales verdes.

Otras recetas